La Virgen de la Esperanza estrena el dorado del trono

Los trabajos de restauración del trono de María Santísima de la Esperanza se verán completados en la salida extraordinaria de mañana con motivo de la magna “Camino de la Gloria”. El conjunto ha sido sometido a una intervención integral que comenzó con la reforma interna y consolidación estructural de los arbotantes.

Esta primera fase, que arrancó en 2016, permitió afianzar la solidez de cada uno de los brazos que componen esta parte del trono, saneando los materiales y eliminando los tubos internos de acetileno en favor de la cera natural. Del mismo modo, durante los años siguientes, los trabajos se centraron en la carpintería y arreglo del cajillo interior, culminando con el dorado (con oro de la máxima calidad) en 2020.

Será la primera vez en la que se pueda contemplar la restauración del trono de María Santísima de la Esperanza en su totalidad; una obra realizada entre 1943 y 1949 por Adrián Risueño, Andrés Cabello Requena y Luis Ramos Rosas.

 

 

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp