CARTA DEL HERMANO MAYOR EN EL ANUARIO 2016

Un año más, en las postrimerías de la celebración en la Esperanza del nacimiento de Jesus, la Cofradía establece diálogo directo con sus hermanos a través de su publicación anual, que en este su segundo año de nuevo diseño, pretende consolidarse como el instrumento que acerque la vida cofrade al hermano y al malagueño, al visitante y al curioso, proporcionando información, documentación y, con predominio de la imagen, servir de fondo bibliográfico inmemorial para las generaciones venideras.

Con el cariñoso recuerdo al que fuera hasta el pasado mes de septiembre nuestro director espiritual, don Juan Manuel Parra, desde estas líneas quiero dar la más afectuosa bienvenida al reverendo don Antonio Jesús Coronado Morón que ya comparte con nosotros la vida cofrade y el amor de los Titulares.

Este ha sido un año intenso en vivencias, experiencias y emociones cofrades. Durante la Cuaresma, el adelanto del traslado de nuestros Titulares a los tronos procesionales, tras el tradicional Vía Crucis, al viernes 11 de marzo, supuso una acertada decisión que tuvo como magnífico resultado un importante incremento en las visitas al Museo. Los intensos días de Cuaresma tuvieron como corolario un Jueves Santo en el que el Nazareno del Paso y la Virgen de la Esperanza pasearon su estampa tradicional en una noche estrellada que pudimos vivir con especial emoción.carta-del-hermano-mayor

Los actos programados con motivo del 375 aniversario protagonizaron la vida cofrade durante los meses de mayo y junio. El cartel anunciador de la efeméride, realizado por nuestro hermano Eugenio Chicano, nos ofrecía el rostro dulce y doliente de una Esperanza cercana y sencilla, en planos colores verde y morado. Nuestro agradecimiento al maestro Chicano que, una vez más, demuestra su amor y vinculación a nuestra cofradía.

El regreso de la Esperanza a Santo Domingo con motivo de esta celebración, y en especial los cultos que tuvieron lugar en la capilla, nos han devuelto imágenes añoradas, escenas escondidas en la retina del tiempo, emociones de nuestros padres y abuelos, lágrimas de recuerdo.

Especial interés y asistencia de público tuvieron las mesas redondas programadas, en las que debatimos sobre el modelo iconográfico de la Esperanza, la evolución de la vestimenta, la devoción a esta advocación desde el punto de vista teológico o el modo de portar los tronos.

La formación en la fe es una de nuestras principales apuestas: las conferencias sobre la Sábana Santa a la luz de la ciencia; la aproximación a Jesús de Nazaret; el esfuerzo físico de los hombres de trono, o la espiritualidad mariana a la luz del ‘Magnificat’ han despertado el interés de un gran número de hermanos. Esta iniciativa se culmina en este año con el inicio de las catequesis de confirmación, que ya se están desarrollando con una nutrida participación.

La apertura del museo en La Noche en Blanco, la instalación de la caseta de feria, la celebración de la tradicional cena de hermandad, el desfile a beneficio de la Fundación Corinto y Proyecto Hombre, los éxitos y reconocimientos obtenidos por las bandas de música y cornetas y tambores, y tantas otras actividades que solo gracias a la generosidad de todos se pueden llevar a cabo.

Especial agradecimiento quisiera dedicar al equipo de albacería, sin cuya dedicación y esfuerzo no sería posible el detalle con que se presentan los cultos que dedicamos a nuestros Titulares, y que tanto han lucido en los actos del375 Aniversario en Santo Domingo, y en la celebración del año de la Misericordia.

El año se cierra con la aprobación de la ejecución de la tan anhelada túnica bordada para la imagen del

Nazareno del Paso, con diseño de Eloy Téllez y ejecución de Salvador Oliver, que esperamos que pronto podamos ver vistiendo al Señor.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp