PRIMER DÍA DEL TRIDUO EN HONOR A MARÍA SANTÍSIMA DE LA ESPERANZA

A CONTINUACIÓN REPRODUCIMOS UN FRAGMENTO DE LA HOMILÍA PRONUNCIADA ANOCHE, PRIMER DÍA DEL TRIDUO,  POR EL RVDO. DON AGUSTÍN BORRELL GARCÍA, EN UNA CEREMONIA QUE FUE PRESIDIDA POR NUESTRO RECTOR  EL ILMO. SR. DON ANTONIO CORONADO MORÓN

«Iniciamos con esta eucaristía un camino, tenemos que hacer un recorrido y no queremos andar por andar. Tenemos un punto de partida y otro de llegada y la referencia para hacer este camino es la Santísima Virgen. Cabe, al inicio de estos días en los que vamos a reunirnos y celebrar estas eucaristías en honor de la Santísima Virgen que nos preguntemos lo mismo que Jesús preguntaba sobre Juan: “¿A qué venimos?”.

En el caso de Juan el Bautista había curiosidad, porque era un profeta, pero no todos querían saciar su curiosidad. De hecho, aquellos que ya tenían sus respuestas, no sabían que responder a Jesús. En definitiva, los fariseos que ya lo tenían todo sabido, es a los que pregunta Jesús: “¿Qué salisteis a ver?”.

Iniciar un camino, un triduo, es poner de nuestra parte. Es empeñarnos en hacer un camino, no solos, sino con la Virgen. Ante todo os invito este primer día con una actitud de escucha. La Virgen es la Mujer Oyente de la Palabra.

La Virgen sabe de nosotros y de nuestras preocupaciones. Eso ya lo sabe. Dios nos habla en el silencio de la oración.

Así hablaba Dios a la Santísima Virgen.

Venimos también a aprender, porque el que todo lo sabe, nada necesita.

A aprender de la Virgen, de una mujer sencilla, de una mujer pura, de una mujer recta, de una mujer que amaba a Dios sobre todas las cosas. Venimos a dejarnos enseñar por Ella.«

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *