charla11M_tw

Conferencia “¿Es compatible Dios con la ciencia?” por D. Manuel Alfonseca, en nuestra Archicofradía

c94d3cf7-c91a-444c-892b-4f0172df8170

El próximo jueves, 11 de mayo a las 20:00h, se celebrará en nuestra Archicofradía la conferencia “¿Es compatible Dios con la ciencia?” en la sala de juntas (última planta).

El ponente, D. Manuel Alfonseca Moreno, es doctor ingeniero de Telecomunicación y licenciado en informática. Ha sido profesor de las universidades Complutense, Politécnica y Autónoma de Madrid, donde ha sido catedrático (actualmente profesor honorario) y fue director de la Escuela Politécnica Superior.

 

Os dejamos una breve entrevista de aspectos que tratará D. Manuel Alfonseca en la conferencia y os invitamos a que realicéis más preguntas al finalizar la charla. ¡Estáis todos invitados!

 

¿Puede la ciencia abarcar toda la realidad?¿Podría explicarnos brevemente la diferencia entre ciencia y cientificismo?

Por definición, la ciencia sólo puede abarcar la realidad material, y ni siquiera toda ella, pues la ciencia tiene límites, algunos intrínsecos, como los teoremas de Gödel, otros prácticos. La ciencia tiene por objeto el estudio del mundo material (en el sentido más amplio de la palabra materia). El cientificismo es la doctrina filosófica (no científica) que afirma que la materia es lo único que existe y que, por lo tanto, no hay nada fuera del alcance de la ciencia.

 ¿Qué les diría a aquellos que sostienen que la ciencia es por definición atea o, dicho de otro modo, conduce necesariamente a la negación de la existencia de Dios?

Que la ciencia no puede demostrar que Dios no existe, como tampoco puede demostrar que Dios existe. El ateísmo científico no es ciencia, sino filosofía, y su punto de partida (no de llegada) es la afirmación de que Dios no existe, o su equivalente, que sólo existe la materia (en sentido amplio).

El panorama que presenta la ciencia actual, ¿encaja mejor con un marco de comprensión ateo o teísta?

Como la ciencia no tiene nada que decir acerca de Dios, encaja igual con un marco ateo o teísta. Sin embargo, desde hace más de medio siglo, el ateísmo científico ha pasado de la ofensiva a la defensiva, porque los descubrimientos del siglo XX, aunque no demuestran que Dios exista, sí proporcionan indicios de su existencia.

En relación con la pregunta anterior, –y aunque la ciencia no pueda afirmar o negar la existencia de Dios- ¿existen indicios que puedan apuntar a su existencia? ¿Podría señalar brevemente cuáles?

  1. La existencia del universo, que el ateísmo decimonónico negaba para escapar del problema de su origen.
  2. El modelo cosmológico estándar, que ha planteado desde el punto de vista científico el problema del principio del universo.
  3. Nuestra capacidad para entender el universo, que en un marco ateo no tiene explicación.
  4. El problema del ajuste fino: el universo parece diseñado para hacer posible nuestra existencia.

¿La evolución es incompatible con la existencia de un Dios Creador o podría ser el mecanismo por el cual Él ha creado la vida?

La evolución es una teoría científica que explica el origen de las especies. Cualquier connotación filosófica que se le añada, como todo es puro azar, no hay diseño, como dice el ateísmo científico, o bien es evidente que hay diseño, como sostienen los partidarios del Diseño Inteligente, es filosofía, no ciencia, al menos por el momento.

Algunos biólogos ateos sostienen que el hombre es un animal más, que no posee una dimensión trascendente. ¿Está usted de acuerdo?

Esta postura es relativamente reciente, muchos biólogos ateos de la primera parte del siglo XX no estaban de acuerdo. Se trata de un dogma sin base que va en contra de los datos científicos de que disponemos. Está a punto de salir un libro mío sobre este tema.

El modelo cosmológico estándar –el de la Gran Explosión o Big Bang-, pese a sus dificultades y múltiples interpretaciones, parece ser que es el que goza de mayor respaldo científico. ¿Puede extraerse de él alguna consecuencia teológica?

No, salvo en el hecho de que ha puesto a los ateos contra las cuerdas. Pero ya están buscando maneras de escapar de esa situación, ya sea negando la existencia del Big Bang, o buscando otras alternativas. La imaginación humana es tan grande que siempre permite encontrarlas.

¿Cómo valora usted el actual debate entre los que defienden la postura atea y la postura teísta? ¿Por qué cree que no se divulgan de igual manera? Pensemos, por ejemplo, en las obras de muchos autores teístas del ámbito anglosajón que no son traducidas a nuestro idioma.

Porque los medios de comunicación, la política y muchas editoriales están dominadas por la ideología atea y han conseguido arrastrar a mucha gente común, que no entiende bien el problema y adopta con alegría la ideología dominante, que al fomentar el relativismo y negar la libertad elimina el problema de la responsabilidad personal.

Para finalizar, ¿es compatible la fe y la ciencia? ¿Se puede ser creyente católico y científico?

Como científico y creyente católico, soy un ejemplo de que ambas cosas son compatibles. Para más información, véase el libro 60 preguntas sobre ciencia y fe respondidas por 26 profesores de universidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *