La casa de los Priego

Ya sólo quedo yo de los que íbamos a casa de los Priego. Era una especie de rito, cada año puntualmente repetido: el madrugón, el desayuno y las copas de aguardiente peleón en el figón aquel de la plaza de Mamely, la mañana del Domingo de Ramos. Los mismos comentarios, las bromas consabidas, la espera impaciente de don Manuel Utrera que llegaba siempre el último y pagaba. Excitados echábamos por fin a andar hasta la calle del Cerrojo, yo, casi un  niño, feliz con la escalera al hombro. Íbamos ya a por ella.

La casa no era ya lo que dicen que fue, estaba claro. Había gente alquilada y la dueña, que estaba muy mayor, ocupaba sólo un par de habitaciones que daban a la Huerta del Obispo. Todo indicaba que allí se habían vivido mejores tiempos, pero en el testero de la meseta de la escalera, entrando a la derecha del zaguán, encerrada en una desvencijada caja de madera, entre dos faroles con los cristales rotos, estaba la cruz.

Ahora resulta que estorbo aquí delante de Él. Pero ese de la capa y el martillo no había nacido cuando era yo quien aguantaba la escalera mientras la descolgaban de lo alto de la pared

A doña María le costaba enhebrar ya el discursito de todos los años y nos volvía a contar cómo su abuelo (don Manuel nos decía luego que no, su bisabuelo), un tonelero pudiente y más devoto que nadie del Señor del Paso, había donado la plata para su cruz y que un pariente cura, que había vivido en el portal de al lado, fue quien la bendijo el mismo día que al Nazareno se la pusieron sobre el hombro. No terminaba nunca sin dejar claro que el privilegio del gremio, como ella decía, era para siempre jamás y que la tarde del Sábado de Gloria, a más tardar…

Ya es la segunda vez que me dicen que aquí no puedo estar. Y que, a la carrerilla que traen, me va a tirar el trono de un momento a otro.

Ahora resulta que estorbo aquí delante de Él. Pero ese de la capa y el martillo no había nacido cuando era yo quien aguantaba la escalera mientras la descolgaban de lo alto de la pared; quien ayudaba a bajarla cada año con tiento y emoción; quién abría la gastada funda de un tafetán raído para que la señora aquella acariciara con su mano traslúcida los cantos de su lustrosa madera negra y la besara llorando antes de que nos la lleváramos, para siempre quizás.

El honor de bajar al Cristo, cepillar su túnica, ponérsela y cambiarle la peluca, estaba reservado a los dos mayordomos y nadie más que ellos lo presenció nunca

Porque ésa era otra. El comentario de cada año con la cruz a cuesta por los callejones hasta Santo Domingo, (yo a lo único que le metía el hombro era a la escalera), iba de que aquella joya de ébano y plata del Señor, no pintaba ya nada en aquel sombrío caserón y que el sitio dónde debía de estar para siempre jamás era la capilla de la cofradía. Argumentaba entonces el hermano mayor, sensato y en su sitio, que no le podíamos dar de ninguna manera ese disgusto, que con ella iba a extinguirse de un momento a otro aquella antigua familia perchelera y que más valía tener consideración, un poco de paciencia y esperar.

Con esto llegábamos por el patio de atrás a la iglesia donde los albaceas habían bajado ya el carrete del camarín y andaban pasándole el plumero y la bayeta. El honor de bajar al Cristo, cepillar su túnica, ponérsela y cambiarle la peluca, estaba reservado a los dos mayordomos y nadie más que ellos lo presenció nunca. Luego ya entre todos, éramos ocho o diez, lo subíamos al trono y se le colocaba la cruz. Mientras, yo le daba la enésima mano de barniz a las horquillas, en realidad aceite de linaza, cuyo olor penetrante y marinero, me vuelve cada vez que evoco todo aquello…

Si. Me echaré ya de una vez a un lado por no oírlo.

Pero detrás o delante (mejor detrás, incluso), porque yo, que he querido siempre ser su discípulo, cargando ahora con la cruz de mis años, esos que me impiden ya tomar el hachón y ponerme el capirote, pero aliviado por el dulce recuerdo de mis muchos años a su servicio, lo seguiré siempre hasta Santo Domingo.

J.Mª García Yorro

 

El próximo 9 de marzo, concierto de la banda Miraflores-Gibraljaire en la Basílica

El próximo 9 de marzo, tras la celebración del triduo en honor al Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso, tendrá lugar el concierto ofrecido por la banda de música Miraflores-Gibraljaire. Será a las 21:00 horas en la Basílica.

LA IMPOSICIÓN DE MEDALLAS A LOS NUEVOS HERMANOS SERÁ EL 9 DE MARZO

Aquellos hermanos que quieran participar, deben comunicarlo personalmente en Secretaría o llamando al 952 61 27 76 antes del 7 de marzo.

Documental de creación de la obra de Chicano y presentación del cartel por Pedro Alarcón

En la tarde de ayer tuvo lugar la presentación de la obra pictórica que Eugenio Chicano ha realizado del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso. Dicha presentación, celebrada en las instalaciones del Ateneo de Málaga, corrió a cargo de nuestro hermano Pedro Alarcón, quien resaltó de manera técnica las cualidades de la obra así como el valor del perfil del Nazareno del Paso que se encuentra desconocido para una gran parte de la ciudadanía cofrade: «Eugenio Chicano muestra el perfil más oculto de Nazareno, tapado por el madero». Puedes leer aquí la presentación completa de Pedro Alarcón.

Al finalizar el acto, se reprodujo el documental del proceso de creación del cartel a manos de Eugenio Chicano y que ha sido realizado por los archicofrades Manuel Navarro y Carmen Martínez. Puedes verlo completo en este enlace.

Fallece Dª Encarnación Chaparro Beltrán, madre de nuestro Secretario Jesús Caballero Chaparro

Con la tristeza de la despedida, lamentamos comunicar el triste fallecimiento de Dª Encarnación Chaparro Beltrán, madre de nuestro Secretario Jesús Caballero Chaparro.

Informamos que el cuerpo será velado a partir de las 13:30h del día de hoy, 19 de febrero, en la tanatosala 29. La misa corpore in sepulto será esta tarde a las 15:30h en la capilla 1 del cementerio de San Gabriel.

Que el Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso le bendiga y María Santísima de la Esperanza la cobije bajo su manto.

Fallece Dª Concepción Jiménez Olmedo, quien fuera Camarera Mayor de María Santísima de la Esperanza

Hermanos,

Con profunda tristeza comunicamos que Dª Concepción Jiménez Olmedo ha fallecido ayer domingo. Concha ocupó a lo largo de su vida diversos cargos en la Archicofradía llegando a ser Camarera Mayor de María Santísima de la Esperanza, por ello fue una de las personas más queridas entre los archicofrades.

El cuerpo está siendo velado en la tanatosala 22 y la misa corpore in sepulto será esta tarde a las 17:00 horas en Parcemasa. El próximo miércoles 20 de febrero a las 20:15 horas en la Basílica se celebrará la misa funeral.

Que el Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso le bendiga y María Santísima de la Esperanza la cobije bajo su manto. Descanse en paz.

El próximo 21 de febrero, en el Ateneo, se presentará la obra pictórica que Eugenio Chicano ha realizado del Nazareno del Paso

El próximo 21 de febrero se presentará la obra pictórica que el artista D. Eugenio Chicano ha realizado del Nazareno del Paso. El acto tendrá lugar en el Ateneo de Málaga a las 20:00h. La obra será presentada por el hermano de la Archicofradía Pedro Alarcón Ramírez.

Esta Archicofradía tiene una importante vinculación con el artista Eugenio Chicano, en cuya pinacoteca podemos encontrar obras como el cartel del 375 aniversario fundacional de la Esperanza o las pinturas del techo-mural del Salón de Tronos.

ASUNTOS TRATADOS EN EL CABILDO GENERAL ORDINARIO DE 13 DE FEBRERO DE 2019

ASUNTOS TRATADOS EN EL CABILDO GENERAL ORDINARIO

Málaga, miércoles 13 de febrero de 2019.

Al Cabildo General celebrado en el día de hoy 13 de febrero en la Basílica de la Archicofradía, – al que han acudido un número de setenta y seis hermanos- ha estado presidido por el Hermano Mayor D. Carlos Javier López Armada y ha asistido el Director Espiritual y Rector de la Basílica  Rvdo. D. Antonio Jesús Carrasco Bootello, comenzando la sesión a las 21:10 horas y concluyendo a las 22:04 horas.

Tras la Oración,  dirigida por el Reverendo la sesión fue abierta por el Hermano Mayor, no habiendo ninguna cuestión previa o de orden el Secretario ha dado lectura de las Actas de la sesiones anteriores, de fecha 26 de noviembre de 2018 y 21 de enero de 2019, al finalizar se han sometido a su aprobación, resultando dichas Actas aprobadas por los hermanos asistentes al Cabildo General.

El Tesorero, D. Francisco José Ortega García ha presentado el Presupuesto Económico correspondiente al presente año de 2019, otorgándose la unánime conformidad de los hermanos asistentes al Cabildo General para su aprobación, y han sido nombrados por el Cabildo General los hermanos censores de cuentas correspondientes al ejercicio 2018.

De acuerdo con los Estatutos, el Hermano Mayor ha preguntado al Cabildo General reunido, si se aprobaba la salida procesional para el presente año de 2019, aprobándose esta por  la unanimidad de los hermanos presentes.

El Albacea General D. Tadeo Furest Durán, ha dado lectura al orden de procesión para el Jueves Santo del año 2019. No habiendo intervenciones en este sentido, se ha procedido a su votación, aprobándose de forma –unánime-, por el Cabildo General.

El Hermano Mayor ha informado al Cabildo General:

En relación con la procesión, ha expuesto la obligación a partir de esta Semana Santa de elaborar y presentar ante Protección Civil nuestro propio plan de autoprotección. Este documento deberá expresar y analizar las posibles situaciones de emergencia,  con el objetivo de prevenir y controlar el riesgo. Por ello, la cofradía tiene que recurrir y pagar a partir de este año a expertos en la materia para la realización de este plan. Se contempla la exigencia en la realización de un curso dirigido a los diferentes cargos de procesión (jefes, subjefes, mayordomos) para que sepan cono establecer los mecanismos de protección y seguridad en la misma.

Seguidamente, ha participado a los presentes de la reunión celebrada en el día de ayer,   sobre los horarios del Jueves Santo dentro de la Comisión de Horarios e Itinerarios de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa, donde se ha tratado la problemática sobre las obras del Metro en la confluencias de la Alameda Principal con la calle Ordoñez y que obliga al paso de la Cofradía de la Misericordia por delante de la Archicofradía en su itinerario hacia el Recorrido Oficial, posiblemente se tengan que ajustar los diferentes horarios aprobados hasta la fecha en el seno de dicha Comisión de Horarios.

SECRETARIA.

ASUNTOS TRATADOS EN LA SESION 8ª DE LA JUNTA DE GOBIERNO MAYORDOMIA 2018-2022

ASUNTOS TRATADOS EN LA SESION 8ª DE LA JUNTA DE GOBIERNO

MAYORDOMIA 2018-2022

 Málaga, miércoles 13 de febrero de 2019.

A la sesión de la Junta de Gobierno -celebrada en el día de hoy en la sala capitular de la Archicofradía- han asistido un número de cincuenta y tres vocales integrantes de la misma y se ha contado  además con la asistencia de una hermana invitada expresamente por el Hermano Mayor. La sesión ha estado presidida por el Hermano Mayor D. Carlos Javier López Armada y ha excusado su asistencia el Rector de la Basílica de la Esperanza y Director Espiritual Rvdo. D. Antonio Jesús Carrasco Bootello, comenzando a las 20:10 horas y concluyendo a las 20:55 horas.

De acuerdo con el orden del día, y tras el rezo de las preces de costumbre, el Secretario dio lectura de la Acta de la Junta de Gobierno anterior de fecha 17 de enero de 2019, al finalizar fue sometida a su aprobación, resultando aprobada por la unanimidad de los hermanos presentes. A continuación se expuso el informe de Secretaría y el de Tesorería correspondiente al mes de diciembre de 2018, aprobándose este último de forma unánime.

A continuación, la Vocal de Caridad Dª Encarnación Sánchez Mateos  ha dado lectura de una carta de agradecimiento de la Residencia de Mayores Glorieta de San José y de su Comunidad Religiosa de la localidad de Arriate,  por la reciente entrega de juegos de cama y fundas de colchón que necesitaban para atender las necesidades de sus residentes.

El Albacea General Sr. Furest Durán, ha presentado a  la Junta mediante un informe fotográfico la fase en que se encuentra la hechura de las ánforas para cultos, que se está realizando en el taller de orfebrería de Borrero, donde se puso de manifiesto la calidad del labrado en metal por parte del orfebre. Así como, sobre la situación de los trabajos de dorado del frontal del trono de la Virgen.

En otro orden,  el Hermano Mayor ha anunciado que el próximo jueves 21 de febrero a las 20:30 horas será presentado en el Ateneo de Málaga la obra pictórica realizada por nuestro hermano D. Eugenio Chicano, obra que recoge la visión del artista sobre la Imagen del Nazareno del Paso y que será presentada por el también archicofrade D. Pedro Alarcón.

Igualmente, ha participado a los presentes de la reunión celebrada en el día de ayer,   sobre los horarios del Jueves Santo dentro de la Comisión de Horarios e Itinerarios de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa, donde se ha tratado la problemática sobre las obras del Metro en la confluencias de la Alameda Principal con la calle Ordoñez y que obliga al paso de la Cofradía de la Misericordia por delante de la Archicofradía en su itinerario hacia el Recorrido Oficial, posiblemente se tengan que ajustar los diferentes horarios aprobados hasta la fecha en el seno de dicha Comisión de Horarios.

En este sentido y relacionado con la procesión, ha expuesto la obligación a partir de esta Semana Santa de elaborar y presentar ante Protección Civil nuestro propio plan de autoprotección. Este documento deberá expresar y analizar las posibles situaciones de emergencia,  con el objetivo de prevenir y controlar el riesgo. Por ello, la cofradía tiene que recurrir y pagar a partir de este año a expertos en la materia para la realización de este plan. Se contempla la exigencia en la realización de un curso dirigido a los diferentes cargos de procesión (jefes, subjefes, mayordomos) para que sepan cono establecer los mecanismos de protección y seguridad en la misma.

A continuación, anuncio que el compositor D. Abel Moreno ha compuesto una marcha procesional dedicada a María Santísima de la Esperanza y que esta será estrenada por la Banda de Música de la Archicofradía en su tradicional concierto de Cuaresma.

Por último,  el Albacea General  ha informado sobre el exorno floral que lucirán ambos tronos en la procesión del Jueves Santo, consistentes en  flor de iris morada para el trono del Nazareno del Paso y azucenas, jacintos, rosas, narcisos,  solidago y romero, predominando las tradicionales azucenas en todo el conjunto, para el trono de María Santísima de la Esperanza.

SECRETARIA

Submarino

Los conocía de vista. Llevaban ya varios años arrimando el hombro bajo el manto, chupando madera en la penumbra, allí tras el cintón donde dicen que la campana se oye mal y el botijo de los aguadores nunca llega. Se decía de ellos que casi todos habían crecido a la sombra de la torre de San Juan y que la mayoría salían de nazarenos la noche antes en las Fusionadas. Habían adquirido además cierta notoriedad discutible en los almuerzos de la Venta del Túnel por una delirante interpretación del Himno de la Coronación orquestada con las tapaderas de las cacerolas. Y una noche –debió de ser hacia enero del 94- me llamaron por teléfono porque tenían que pedirme una cosa.

Pretendían nada menos que el submarino. Reclamaban con pasión para ellos lo que entonces nadie quería: toda la noche y la madrugada en la angostura que cruje, allí entre los torpedos del acetileno y los fusibles, cara a cara a oscuras con los varales de mecano, agobiados bajo el duraluminio de la estructura y el plomo de las baterías, donde el aire escasea y no se sabe bien qué calle es ésta. Alegaban una promesa colectiva.

Así que aquel año licenciamos a los últimos miembros que quedaban -27- de una escala declarada a extinguir ya mucho antes. Una especie de reserva o reducto final de toda una generación asalariada de hombres de trono cuyos últimos especímenes pervivían, precisamente allí, con unas túnicas de un verde desvaído. Siempre tendré un recuerdo agradecido hacia aquella gente que, reclutada en barrios donde prosperaba la penuria,  acudía cada año a los varales con la legítima intención de ganarse un jornal en un empleo que tenía mucho de  galeote. Ellos posibilitaron una estética grandiosa y rutilante que hizo distinta la Semana Santa de Málaga. Pero una cosa es cantar lo que se pierde o evocar amablemente lo que fue, y otra muy distinta no reconocer que había que echar la llave ya a los últimos vestigios de algo que el paso del tiempo había evidenciado impresentable.

Eso por no hablar de la autenticidad y de la necesidad, hondamente sentida e insistentemente reclamada por muchos, de despojar de una vez a la celebración de la Semana Santa de todo lo que sonara a tramoya y cartón-piedra.

Metieron sus hombros y sus corazones allí bajo la mesa, va a hacer 25 años, y en eso perseveran, insistiendo en el viaje nocturno donde uno se agarra –físicamente- a su madero

Dijimos que sí, pues, con la certeza de no equivocarnos, en plena sintonía con quienes hablaban nuestro propio lenguaje y trabajaban por nuestra misma causa: una cofradía en manos de cofrades que arriman a una sus hombros y afrontan unidos la responsabilidad y el compromiso adquirido al llevar algo que es de todos. Estamos hablando de personas que valoran su túnica y lo dejan claro, de gente a la que la Virgen de la Esperanza no sólo les dice mucho sino que, además, lo proclaman con fuerza.

Metieron sus hombros y sus corazones allí bajo la mesa, va a hacer 25 años, y en eso perseveran, insistiendo en el viaje nocturno donde uno se agarra –físicamente- a su madero y va a solas con su paisaje interior pero sintiendo, a la vez, la reconfortante sensación de la hermandad materializada en el gesto expresivo de notar sobre tu hombro la mano del amigo que te sigue y está allí por lo mismo que tú. Algo que nos viene de lejos y en la Semana Santa percibimos con toda nitidez: esa íntima satisfacción del que empuja por lo que siente y cree, sumada a la honda experiencia colectiva de compartir un peso. Pasión y devoción, legítimo orgullo y sacrificio, fraternidad y entrega, todas las convicciones de cada Jueves Santo volcadas en actitudes que luego, además, duran todo el año.

Dicen que allí se recitan poemas en las maniobras difíciles y se entona la Salve en la alta madrugada; que bajo la Virgen se está gestando una leyenda que habrá que contar algún día; que es perceptible el latido común de una congregación de cabales; y que cuando alguien reclama en voz alta el honor de los cuerpos derechos, tiembla todo el trono.

Los conozco a todos por sus nombres de pila. He compartido con ellos desde aquel entonces muchos momentos cofrades de esos que luego te acompañan siempre. Por eso ahora, cuando se disponen a celebrar ese cuarto de siglo vivido y sentido en comunión, con amistad y gratitud evoco aquí su talante vital y esperancista.

 

Carlos Ismael Álvarez García.

Carlos Ismael Álvarez