Horario de las retransmisiones de Semana Santa y Oficios

Horario de las retransmisiones
de Semana Santa y Oficios de Semana Santa. Desde Roma.
(Trece TV y La 2 de TVE)


DOMINGO DE RAMOS 5 ABRIL:
Misa de la Pasión del Señor desde Roma 11h.


JUEVES SANTO 9 ABRIL:
Misa de la Santa Cena a las 18h


VIERNES SANTO 10 ABRIL:
Celebración de la Pasión a las 18h
Viacrucis a las 21h


SÁBADO SANTO 11 ABRIL:
Vigilia Pascual a las 21h


DOMINGO DE PASCUA:
Misa a las 11h.

Acuerdo de la Junta de Gobierno con fecha 1 de abril de 2020

Málaga, miércoles 1 de abril de 2020.

La Junta de Gobierno, dada la situación especial que estamos viviendo, ante la inmediatez y necesidad urgente de atender el día a día de la Archicofradía y siendo conocedores de la situación en que se encuentran numerosas familias por causa de la emergencia sanitaria y social generada por el coronavirus (COVID-19), de forma telemática en el día de hoy, ha ratificado por unanimidad conforme a la Regla 62a de los vigentes Estatutos los acuerdos de la Comisión Permanente siguientes:

1. Las luminarias por la salida procesional del año 2020 serán destinadas íntegramente, y una vez deducidos los gastos propios de la procesión, a la Bolsa de Caridad de la Archicofradía con el fin de atender las necesidades de las personas más vulnerables de que se están viendo afectadas por los efectos de la pandemia de coronavirus (COVID19).

2. Asimismo, aquellos hermanos que ya hubieran abonado sus luminarias, bien de nazareno, bien de hombres de trono, podrán obtener la devolución de las mismas, sin pérdida de los derechos adquiridos. Para ello, deberán remitir un correo electrónico a la Tesorería de la Archicofradía tesoreria@pasoyesperanza.es, no más tarde del día 20 de abril de 2020. Aquellos hermanos que soliciten esta devolución serán citados personalmente en la Casa Hermandad para, dentro del plazo que se anunciará, hacerle entrega de la luminaria previa presentación del justificante de pago.

3. Por otra parte, aquellos hermanos que aún no hubieran abonado la luminaria podrán hacerlo voluntariamente hasta el 20 de abril, mediante el correspondiente ingreso en la cuenta corriente de la Archicofradía abierta en la entidad UNICAJA (ES52 2103 30344300 3001 2454), debiéndose indicar en el concepto nombre, apellido y puesto en la procesión. Estos importes irán igualmente destinados íntegramente a los referidos fines de la Bolsa de Caridad.

4. En caso de que aquellos hermanos que aún no han abonado sus luminarias opten por no hacer el pago pendiente deberán comunicar necesariamente la reserva de puesto a la Archicofradía no más tarde del día 20 de abril de 2020 en la siguiente dirección de correo electrónico: secretaria@pasoyesperanza.es. De no recibirse esta comunicación en el referido plazo se entenderá que el hermano ha renunciado a su antigüedad en la procesión.

5. Aquellos hermanos que deseen colaborar con la Bolsa de Caridad para atender las necesidades referidas podrán participar con su aportación económica en la misma cuenta corriente, debiéndose indicar en el concepto el nombre del hermano y “luminaria cero”.

6. Por lo que respecta a la devolución de las túnicas de nazarenos, monaguillos y acólitos, la Archicofradía establecerá los plazos de devolución una vez que finalice el estado de alarma. Entre tanto se ruega a los hermanos que saquen las túnicas de las bolsas y las cuelguen en perchas, absteniéndose de vestirlas o usarlas.

En la seguridad de la intercesión del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso y de María Santísima de la Esperanza en estos difíciles momentos, recibe un fraternal abrazo.

SECRETARIA.

Reflexión del Evangelio del 29 de marzo de 2020 por el rector de la Basílica

Lectura del Evangelio según san Juan (11,3-7.17.20-27.33b-45), correspondiente al domingo 29 de marzo de 2020, y posterior reflexión del rector de la Basílica Antonio Jesús Carrasco Bootello.

Lectura del santo evangelio según san Juan (11,3-7.17.20-27.33b-45):

En aquel tiempo, las hermanas de Lázaro mandaron recado a Jesús, diciendo: «Señor, tu amigo está enfermo.»
Jesús, al oírlo, dijo: «Esta enfermedad no acabará en la muerte, sino que servirá para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.»
Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro. Cuando se enteró de que estaba enfermo, se quedó todavía dos días en donde estaba.
Sólo entonces dice a sus discípulos: «Vamos otra vez a Judea.»
Cuando Jesús llegó, Lázaro llevaba ya cuatro días enterrado. Cuando Marta se enteró de que llegaba Jesús, salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa.
Y dijo Marta a Jesús: «Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá.»
Jesús le dijo: «Tu hermano resucitará.»
Marta respondió: «Sé que resucitará en la resurrección del último día.»
Jesús le dice: «Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?»
Ella le contestó: «Sí, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo.»
Jesús sollozó y, muy conmovido, preguntó: «¿Dónde lo habéis enterrado?»
Le contestaron: «Señor, ven a verlo.»
Jesús se echó a llorar. Los judíos comentaban: «¡Cómo lo quería!»
Pero algunos dijeron: «Y uno que le ha abierto los ojos a un ciego, ¿no podía haber impedido que muriera éste?»
Jesús, sollozando de nuevo, llega al sepulcro. Era una cavidad cubierta con una losa.
Dice Jesús: «Quitad la losa.»
Marta, la hermana del muerto, le dice: «Señor, ya huele mal, porque lleva cuatro días.»
Jesús le dice: «¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?»
Entonces quitaron la losa.
Jesús, levantando los ojos a lo alto, dijo: «Padre, te doy gracias porque me has escuchado; yo sé que tú me escuchas siempre; pero lo digo por la gente que me rodea, para que crean que tú me has enviado.»
Y dicho esto, gritó con voz potente: «Lázaro, ven afuera.»
El muerto salió, los pies y las manos atados con vendas, y la cara envuelta en un sudario.
Jesús les dijo: «Desatadlo y dejadlo andar.»
Y muchos judíos que habían venido a casa de María, al ver lo que había hecho Jesús, creyeron en él.

Palabra del Señor

Reflexión del Evangelio del 22 de marzo de 2020 por el rector de la Basílica

Lectura del Evangelio según san Juan (9,1.6-9.13-17.34-38), correspondiente al domingo 22 de marzo de 2020, y posterior reflexión del rector de la Basílica Antonio Jesús Carrasco Bootello.

Lectura del santo evangelio según san Juan (9,1.6-9.13-17.34-38):

En aquel tiempo, al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento. Y escupió en tierra, hizo barro con la saliva, se lo untó en los ojos al ciego y le dijo: «Ve a lavarte a la piscina de Siloé (que significa Enviado).»
Él fue, se lavó, y volvió con vista. Y los vecinos y los que antes solían verlo pedir limosna preguntaban: «¿No es ése el que se sentaba a pedir?»
Unos decían: «El mismo.»
Otros decían: «No es él, pero se le parece.»
Él respondía: «Soy yo.»
Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego. Era sábado el día que Jesús hizo barro y le abrió los ojos. También los fariseos le preguntaban cómo había adquirido la vista.
Él les contestó: «Me puso barro en los ojos, me lavé, y veo.»
Algunos de los fariseos comentaban: «Este hombre no viene de Dios, porque no guarda el sábado.»
Otros replicaban: «¿Cómo puede un pecador hacer semejantes signos?»
Y estaban divididos. Y volvieron a preguntarle al ciego: «Y tú, ¿qué dices del que te ha abierto los ojos?»
Él contestó: «Que es un profeta.»
Le replicaron: «Empecatado naciste tú de pies a cabeza, ¿y nos vas a dar lecciones a nosotros?»
Y lo expulsaron.
Oyó Jesús que lo habían expulsado, lo encontró y le dijo: «¿Crees tú en el Hijo del hombre?»
Él contestó: «¿Y quién es, Señor, para que crea en él?»
Jesús le dijo: «Lo estás viendo: el que te está hablando, ése es.»
Él dijo: «Creo, Señor.» Y se postró ante él.

Palabra del Señor

LÁMINAS PARA COLOREAR

Para que los más pequeños se entretengan en estos momentos de crisis sanitaria en nuestro país, hemos creado este espacio para que puedan distraerse coloreando mientras aprenden las partes de una procesión. ¡Comparte con nosotros sus resultados en nuestras redes sociales!

Las láminas están creadas en A4 y con alta resolución para una buena calidad de impresión. ¡Cada día subiremos una nueva!

Twitter: @pasoyesperanza / Instagram: @pasoyesperanza

Descárgatelas aquí:

«Esperanza»: carta de Andrés García, vocal de formación

Mis queridos hermanos y hermanas.

Estamos viviendo, sin lugar a dudas, un tiempo de gran tribulación. Hace apenas unos días la enfermedad provocada por el coronavirus (covid-19) fue declarada pandemia por la OMS. El mundo entero se encuentra en una situación verdaderamente comprometida. En nuestro país se ha decretado, por segunda vez en nuestra democracia, el estado de alarma para hacer frente a una crisis sanitaria sin precedentes.

Hoy mismo la Agrupación de Cofradías ha anunciado la suspensión de las procesiones de Semana Santa. La noticia, pese a que era esperada y obedece al sentido común, es dolorosa para cualquier cristiano cofrade. Ciertamente es difícil expresar con palabras lo que esto supone para todos nosotros.

Con todo, los tiempos de crisis son propicios para el crecimiento personal y comunitario. En efecto, cuántas veces en la historia ha brillado el espíritu humano en medio de la más oscura adversidad. Saldremos de esta crisis, sin duda.

Como cristianos, debemos recordar que lo que se ha suspendido son las procesiones no la Semana Santa. Todos estamos llamados a vivir la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor con hondura espiritual. Es más, este tiempo de crisis puede purificarnos, ayudándonos a discernir lo esencial de lo accesorio en nuestro ser cofrade.

Un enemigo invisible nos acaba de dar un golpe de realidad, sacándonos de nuestras seguridades. El ritmo de vida frenético y materialista que nos tenía secuestrados en una falsa sensación de plenitud —que no nos facilitaba cultivar la dimensión trascendente— se ha visto quebrantado por el avance de la epidemia. Las medidas decretadas por el gobierno, sin duda necesarias, pueden crear mucho desasosiego, por cuanto supone limitar notablemente nuestra libertad de movimiento. Es algo comprensible pero, si me lo permiten, vamos a ver el lado bueno: tendremos más tiempo para nosotros mismos, para nuestra familia, para Dios… Sinceramente, aunque nadie desee verse en una situación así, podemos aprovecharla para crecer espiritualmente. Por esta razón, desde nuestra Archicofradía se nos ofrece una magnífica iniciativa: rezar el Santo Rosario en familia los jueves a las 21:00, uniéndonos todos en comunión espiritual en este período de cuarentena. Esto nos permitirá conservar la Esperanza en este tiempo en el que deberíamos estar preparando nuestra salida procesional el Jueves Santo. De este modo, acudiendo a la protección maternal de la Virgen María, imploramos el auxilio divino y el consuelo de la Gracia de Dios.

Hermanas, hermanos, no habrá procesiones, pero sí Semana Santa. Es más, la Pasión de Cristo se desarrolla a través de todas las personas que han enfermado y las que han fallecido durante esta epidemia. El Corazón de Jesús late con fuerza en nuestro personal sanitario, de abastecimiento, servicios de limpieza y fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, que con un noble sentido del deber se exponen a luchar en primera línea para salvaguardar nuestra integridad. Sin duda, Dios está presente en todos ellos y en aquellas personas que ponen lo mejor de sí a disposición de todos aquellos que lo necesitan, como puede verse a través de las redes sociales.

Vivamos este tiempo en clave de penitencia, oración y caridad. Ahora es el momento de asentarse firmemente en la roca, que es Cristo.

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”. Jn 16, 33.

Que el Dulce Nombre de Jesús, Nazareno del Paso, nos bendiga a todos.
Que nuestra Madre, faro que ilumina el camino al puerto seguro, sea nuestra Esperanza ahora y siempre.

Andrés E. García Infante
Vocal de Formación.

COMUNICADO OFICIAL

Archicofrades:

Tras el estado de alarma decretado por el Gobierno de España a causa de la emergencia sanitaria y social generada por el Coronavirus (COVID-19) y después de las recomendaciones recibidas por parte de la Diócesis de Málaga en las que llama al compromiso y a la responsabilidad de todos los católicos, sobre todo respecto a quienes son más vulnerables, la Comisión Permanente, comunica que, a fecha de hoy:

  • Se suspende hasta nuevo aviso toda actividad cofrade; tallaje de tronos, reparto de puestos, reuniones de cargos y de las distintas comisiones de trabajo.
  • La casa-hermandad y museo permanecerán cerrados a hermanos y visitantes.
  • Las visitas a  los columbarios se suspenden.
  • La Basílica permanecerá cerrada al Culto.

La Archicofradía recomienda el seguimiento de las redes sociales (Twitter e Instagram) así como de los medios propios de la cofradía (página web, correo electrónico y Whatsapp).

Agradecemos a todos los archicofrades su comprensión ante esta decisión que responde al compromiso y a la responsabilidad en el cumplimiento de las indicaciones realizadas desde los organismos públicos en beneficio de la salud de todos nosotros.

En la seguridad de la intercesión del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso y de María Santísima de la Esperanza, recibid un fraternal abrazo. 

SECRETARÍA.

Málaga, a 14 de marzo de 2020.

Invitamos a todos los hermanos a rezar el Santo Rosario cada uno en su casa, con la familia todos los jueves a las 21 horas durante este período de cuarentena, para conservar la Esperanza en este tiempo en el que deberíamos estar preparando el Jueves Santo.

Formulario tallaje hombres de trono

PINCHA AQUÍ para acceder al formulario de tallaje para los hombres de tronos que participaron en la procesión de 2019.

COMUNICADO OFICIAL

Archicofrades:

En relación a la situación de alerta sanitaria que estamos viviendo por el Coronavirus (COVID-19), la Archicofradía, tras el acuerdo tomado por la Comisión Permanente, en cumplimiento de las recomendaciones que han sido establecidas por las autoridades sanitarias, comunica que, a fecha de hoy, SE SUSPENDEN LOS SIGUIENTES ACTOS:

-Reunión de padres de enlaces (niños), convocada para el viernes 13 de marzo. Queda aplazada sine die.

-Reunión para todos los nazarenos, convocada para el sábado 14 de marzo. Queda aplazada sine die.

-Concierto de Cuaresma de la Banda de Música, previsto para el sábado 21 de marzo, en la Basílica.

Se habilita en la página web (www.pasoyesperanza.es) un formulario online para los hermanos que, habiendo participado en la procesión el año anterior, no hayan cumplimentado el proceso de tallaje.

Se mantienen los cultos en la Basílica con los horarios de apertura habituales.

La Archicofradía recomienda el seguimiento de las redes sociales (Twitter e Instagram) así como de los medios propios de la cofradía (página web, correo electrónico y Whatsapp).

Agradecemos a todos los archicofrades su comprensión ante esta decisión que responde a un ejercicio de responsabilidad con la salud de todos nosotros.

En la seguridad de la intercesión del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso y a la Santísima Virgen de la Esperanza, recibid un fraternal abrazo. 

SECRETARÍA.

Homilía de la función principal del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso

Homilía completa pronunciada por el Ilmo. Monseñor D. Francisco González Gómez Capellán de Su Santidad y Vicario para el Clero en la Función Principal del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso

En primer lugar quiero agradecerles la invitación a participar en los cultos del solemne Triduo en honor del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso.

Entrar en esta Basílica me actualiza la dicha de haber podido predicar el Triduo del 25 Aniversario de la Coronación de nuestra madre, María Santísima de la Esperanza. Y, más aún:  yo quise recibir la ordenación sacerdotal en la parroquia de Santo Domingo, hace ya 40 años, porque fue donde recibí mi bautismo y confirmación y porque allí estaban estas benditas imágenes en aquellos tiempos. En sus manos puse mi sacerdocio y hoy, de nuevo, vengo a darles las gracias por lo feliz que he sido en todos estos años y por su protección y ayuda en tantos momentos vividos.

Coincide nuestra celebración con el primer domingo de Cuaresma, en el que el Evangelio nos presenta a Jesús Nazareno, tentado por el diablo. Al comenzar su vida pública, la misión a la que el Padre le enviaba, Jesús recibe el bautismo en el río Jordán y el Espíritu, que desciende sobre Él, lo impulsa al desierto donde, durante cuarenta días,  va a afrontar un enfrentamiento abierto con Satanás.       

El empeño del diablo está centrado en conseguir que Jesús no siga el plan que le señaló el Padre, que no es otro que salvarnos siguiendo el camino de la entrega generosa de su vida, abrazado a la Cruz por nuestro amor.

Satanás trata de hacerle ver la inutilidad de su entrega, frente a su propuesta de asumir el camino de lo cómodo (convertir las piedras en pan), del éxito espectacular (tirarse de lo más alto del templo y que los ángeles lo recojan) y del poder y el dominio de los reinos de este mundo, con tal que lo adore a él. Jesús es consciente de la falsedad del mesianismo que Satanás le propone y   va a rechazarlo enérgicamente enfrentándose  a él con citas de la Sagrada Escritura.

Porque Jesús sabe que Satanás es muy astuto y, como le pasó a Eva en el Paraíso, dialogar con él es asumir el riesgo de ser seducido. Por eso, le va a contestar únicamente con la fuerza y claridad de la Palabra de Dios. ¡Qué importante es, para nosotros, aprender de Jesús su manera de afrontar las tentaciones, el defendernos apoyados solo en la Palabra de Dios! Contra ella el tentador se verá abocado siempre al más estrepitoso fracaso.

Frente a la tentación de dejarnos llevar de la mentalidad del mundo, centrado en lo material, en lo cómodo, lo fácil y lo placentero, Jesús le responde que no sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Es decir, de lo que tenemos que alimentarnos es de lo bueno, de los verdaderos deseos del amor de Dios.  

Frente a la tentación de éxito de un “número impresionante”, lanzándose desde el pináculo del templo y apoyado en un texto de la sagrada Escritura: “Encargará a los ángeles que cuiden de ti, y te sostendrán en sus manos, para que tu pié no tropiece con las piedras”, Jesús le recuerda que también está escrito: “No tentarás al Señor tu Dios”. El camino de la fe no siempre es nítido y hay que asumir vencer las oscuridades con paciencia y esperanza.

Finalmente, a la propuesta de concederle todo el  poder a condición de adorarlo, Jesús lo rechaza y le dice que es al revés,  “Al Señor tu Dios adorarás, y sólo a él darás culto”. Nos indica que nada ni nadie puede ocupar nuestro corazón, convirtiéndose en un ídolo, que nunca podrá llenar la sed de infinito de nuestro corazón y que terminará esclavizándonos. 

Sintiéndose derrotado Satanás se retirará hasta otra ocasión. Precisamente, tres años después,  Jesús Nazareno del Paso, por su fidelidad de amor al plan de Dios Padre, en su caminar hacia el Calvario, abrazado a la Cruz, tendrá que  volver a enfrentarse al “príncipe de este mundo”, para vencerlo definitivamente con su amor hasta el extremo.

Nosotros hoy también estamos tentados por las mismas falaces propuestas del diablo y ¡cuánto daño hace en el mundo y a nuestras vidas! ¿Cómo afrontar y vencer las tentaciones?

Tenemos un arma poderosa que es invocar el Dulce Nombre de Jesús Nazareno, acompañándole con su mismo Paso. Es Jesús quien nos lo dice: «Estas son las señales que acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien.»» (Mc 16, 17-18)

El Dulce Nombre de Jesús nos consuela espiritualmente, nos ayuda en nuestras debilidades, nos actualiza la misericordia de Dios y nos impulsa a colaborar con Él, liberando a tantos oprimidos por el diablo.

¡Qué gozo para vuestra Hermandad custodiad el patrimonio del Dulce Nombre de Jesús durante tantos siglos! Sois continuadores de la obra de Dios, por la cual muchos hermanos han entregado lo mejor de sus vidas. ¡Amad a vuestra Hermandad, a vuestra Parroquia de Sto. Domingo con toda vuestra alma. Su historia, las personas que han formado y forman parte de ella, compartiendo sus gozos y tristezas. Seguid construyéndola con toda vuestra mente, vuestro corazón, con lo mejor de vosotros mismos.

Que el culto a esta bella imagen os lleve a conocer, amar y seguir más a Cristo vivo y presente en nuestras celebraciones y en nuestras vidas. Amadlo y recibidlo en la Eucaristía, experimentad con frecuencia su misericordia y perdón a través del sacramento de la confesión, contempladlo y hablarle al corazón con una oración viva y constante, ayudadle a llevar la Cruz, cuidando a tantos pobres y marginados que cargan pesadas cruces en la tierra, dadlo a conocer y amar cada día más, extendiendo, contagiando su devoción a todos. Es un hermoso programa cuaresmal y para toda la vida.   

Y, junto a Él, la Madre, María Santísima de la Esperanza. Ella fue capaz de acompañar a su Hijo, camino del Calvario, con el corazón destrozado. ¡Cuánto hubiera Ella deseado cambiarse por Jesús, sufrir lo que su Hijo querido estaba pasando! Cuando todos lo abandonaron, Ella se mantuvo fiel, siguiendo sus mismos pasos hasta la Cruz.

Si hoy Jesús  sigue sufriendo en los que experimentan el abandono y la soledad, el dolor en los hospitales, el maltrato por ser refugiados o migrantes, la violencia de cualquier tipo, María sigue ayudándoles a llevar su cruz, siendo un signo de esperanza.  Podemos perder todo, pero que nunca se nos apague la luz de la esperanza.

¡Dulce Nombre de Jesús del Paso, María Santísima de la Esperanza, ayudadnos a recorrer el camino de nuestras vidas, adheridos a la voluntad de Dios nuestro Padre, pasando por la vida, como vosotros, amando y haciendo el bien a todos, sembrando por doquier la alegría de la esperanza!