2º día de triduo: “Ella tiene Don de la Esperanza para la humanidad porque lleva en su seno bendito a quien es razón para la alegría”

A continuación, reproducimos un fragmento de la homilía pronunciada por D. Manuel Ángel Santiago Gutiérrez, arcipreste de Santa María de los Ángeles que ha oficiado el segundo día de triduo en honor a María Santísima de la Esperanza:

“Nos congrega esta tarde, una vez más, la buena noticia de Jesús. Su presencia, como agua viva y como aquel que viene a darnos su Salvación. Su presencia eucarística, símbolo de un pueblo que camina iluminado por el Señor, y en Él, siempre nuestra fuerza en él y en ese encuentro con una voz que se derrama en nuestros corazones. Somos conscientes de que la liturgia no es recuerdo de algo, si no de alguien. Y algo más. Es presencial real. De nuevo, el Señor, en su pequeñez y en grandeza, va a iluminar nuestras vidas con la fuerza del evangelio. El tercer domingo de adviento tiene unas características especiales. Nos invita a prepararnos a la fiesta de la Navidad con un corazón bien dispuesto. Dispuesto a acoger la alegría y a preparar nuestras vidas para ese encuentro desbordando de gozo el corazón.

Tercer domingo de adviento. Tiempo para renovar la alegría en un mundo donde a veces predomina la tristeza. El corazón del hombre, saciado de múltiples experiencias, del consumismo y de una vida sin sentido, termina siendo un corazón sin esperanza y triste en el que predomina lo efímero. El Señor nos invita hoy, precisamente a los pies de María Santísima de la Esperanza, para renovar en nuestro interior el gozo del encuentro, al estilo de la Virgen María. La Virgen irrumpe en un canto de alabanza a Dios en la lectura de hoy. Una fuerza que brota del espíritu en su interior. No es efímero, sino suscitado por la misma fuerza del Espíritu Santo. Ella es centro del don de la alegría y del don de la Esperanza para la humanidad porque lleva en su seno bendito a quien es razón para la alegría”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *